Hermanitas de los Ancianos Desamparados

volver

Profesión perpetua

 

 Presidió la liturgia monseñor Esteban Escudero, obispo emérito de Valencia, acompañado de 4 sacerdotes; el señor obispo, empezó la homilía encargando a las 6 hermanas transmitieran a sus padres su gratitud, en nombre de la Iglesia, por el don que hacían de sus hijas. Continuó diciendo cómo la consagración religiosa hace más honda la entrega personal a Cristo. Para ello tuvo como referencia a dos santas de la Iglesia universal: santa Teresa de Jesús y santa Rosa de Lima.

Refiriéndose a santa Teresa, cuya fiesta celebra este día la Iglesia, exaltó la gran intimidad que llegó a tener la Santa con el Señor.

“Este día tan importante para vosotras, continuó diciendo, escuchad en lo íntimo del corazón a Jesús que, como a santa Rosa de Lima, os dice: Yo te quiero por esposa; al igual que ella y como María responded: aquí tienes a esta humilde esclava. Esta unión con Cristo a la que habéis sido llamadas, afirmó, se realiza a través de un cauce dentro de la Iglesia, y este cauce para vosotras es esta Congregación. Al Esposo, le encontraréis en el anciano que necesita vuestros cuidados”.

Sí, os vais a desposar con Cristo con un amor que es más fuerte que la muerte”

Al final de la santa misa, después de darles la enhorabuena por lo que acababan de realizar, con tinte de humor y cual, si de una boda se tratara, dijo: ¡vivan los novios!, ¡vivan las novias! 



.