Hermanitas de los Ancianos Desamparados

volver

Las Hermanitas del Hogar Santa Teresa Jornet de Valencia agradecen la gran ayuda en estos momentos tan duros



Cuando en la primera semana de abril se produjo en nuestra Residencia “Santa Teresa Jornet” el primer caso de Covid-19, empezamos a recorrer un largo camino de incertidumbre, dolor y esfuerzo para tratar de atajar el temido virus que tanto sufrimiento está causando en el mundo entero.

Con el paso de los días, y pesar de los esfuerzos desplegados, los casos fueron aumentando, y siguiendo las directrices de la Conselleria de Sanidad y Salud Pública de la Generalitat Valenciana, la Residencia fue intervenida. Nuestro Hogar pertenece al Departamento de Salud de La Fe, y podemos decir con toda verdad que esta circunstancia ha sido para nosotras un regalo del cielo.

La Unidad de Hospitalización Domiciliaria, cuyo director de Área es el Dr. Bernardo Valdivieso, se hizo cargo de la situación desde el primer momento con un equipo de excelentes profesionales: médicos, enfermeras y auxiliares, al frente del cual cabe destacar la labor del Dr. Vicente Ruiz García, Jefe de Sección de dicha Unidad. En todos ellos podríamos señalar su innegable profesionalidad, su saber hacer y su valía, pero no menos importante --y quizás lo más transcendental en estos momentos de crisis-- fue su calidad humana, su generosidad y desinterés a la hora de buscar lo mejor para todos los que vivimos en esta magna casa. ¡Cuántas horas, cuántos esfuerzos y cuánta solicitud; cuánto apoyo y cuánta abnegación para ganar una batalla difícil que ya vislumbra un final feliz!

Es de admirar que los profesionales de La Fe hayan puesto a disposición de nuestros mayores, --personas a la que debemos gran parte de lo que hoy disfrutamos--, todos los recursos, todas las facilidades para ser atendidos como ellos se merecen. Sin poner impedimentos por edad o capacidad cognitiva, sino viendo en los ancianos enfermos, personas con la misma dignidad y derechos que cualquiera; el Dr. Ruiz y todo su equipo los han atendido con total profesionalidad. Han trasladado al Hospital con la máxima diligencia a los que presentaban síntomas preocupantes, y han asistido en la residencia a los casos más leves. ¡Cuántas vidas se habrán salvado por estas intervenciones!

Solo nos cabe agradecer de todo corazón y expresar con estas líneas nuestro más profundo «reconocimiento y gratitud» a la Consellería de Sanidad y Salud Pública de la Generalitat Valenciana. Hemos podido comprobar que, aún en esta situación difícil y angustiosa, Dios no nos deja, y se manifiesta a través de personas excepcionales que, con su profesionalidad, su humanidad y su dedicación, dan lo mejor de sí mismas en una auténtica vocación de servicio. ¡Gracias! La gran familia de la Residencia “Sta. Teresa Jornet” es ya su familia, y nuestra casa es su casa.

Que Dios les bendiga y a sus familias.

Queremos también desde aquí, expresar nuestro agradecimiento a tantas personas que, al no poder acercarse a la Residencia, mostraban su interés por el estado de la casa y evolución de la pandemia: nuestros voluntarios, benefactores, familiares de ancianos y personas cercanas. Para ellos nuestro reconocimiento y gratitud, nuestra humilde oración, por su ayuda incondicional, sus detalles y sus muchas atenciones.