Hermanitas de los Ancianos Desamparados

volver

Santa Teresa Jornet en Montserrat

 

 

Santa Teresa Jornet en el Monasterio de Montserrat -8 de abril de 2018

Con el fin de promover la devoción y difundir el espíritu de nuestra Santa Madre y anunciar a todas las gentes su santidad, se promovió la iniciativa de colocar su imagen en el Monasterio de Montserrat, inspiración nacida en el mismo Santuario.

Lo que parecía una ilusión, difícil y complicada, pudimos ver cómo todo se iba allanando y las dificultades se superaban con gran facilidad.

Conseguidos favorablemente los trámites pertinentes empezamos a difundir la noticia con carteles y hojas y se abrió una cuenta bancaria para el ingreso de donativos con los que costear la escultura.

Con creciente entusiasmo fue acercándose el día que se fijó para la inauguración y bendición, 8 de abril, segundo domingo de Pascua, fiesta de la Divina Misericordia.

En este histórico día para la Congregación, varios autobuses de Aitona y Lérida, así como muchas familias con sus propios vehículos, salieron muy temprano dirección al Santuario. Cientos de fieles de la diócesis tuvimos la dicha de participar en este precioso e histórico acto que se preparó en la Basílica de Montserrat. También un grupo de Hermanitas de las distintas comunidades de Cataluña y Aragón, en representación de otras muchas que hubieran deseado también asistir a tan ferviente celebración, tuvieron la dicha de participar en los actos previstos para este día de gracia y de piedad.

A las 11 h. y con la Basílica llena a desbordar, empezó la Misa conventual con la procesión de entrada de los monjes benedictinos del Monasterio y la hilera de Escolanets de la Verge que darían solemnidad al acto con sus delicadas voces.

Todo preparado con gran precisión: cantos, incienso, silencio y recogimiento en el interior de la Basílica hicieron posible que el acto resultara una antesala del cielo. Uno de los momentos muy bonitos fue el de la presentación de ofrendas. El presidente de la Cofradía de la Mare de Déu de Montserrat de Lleida, Josep Estruch, presentó una fotografía de la Canonización de Sta. Teresa Jornet, y la vicepresidenta, Teresina Llop, un ramo de flores. La Parroquia Sta. Teresa Jornet de Lleida llevó fruta de la tierra. El Ayuntamiento de Aitona una cesta con productos locales, y nuestra Congregación de Hermanitas de los Ancianos Desamparados ofreció un cirio donde estaba grabada la imagen de Ntra. Santa Madre, el escudo de la Congregación y 175º Aniversario del Nacimiento de Sta. Teresa Jornet, 1843 – 2018. También se ofreció un gran cuadro de cerámica con el escudo de la Congregación, y la Rvda. Madre Provincial, Sor Milagros Peláez, acompañada de dos familiares, sobrinos-nietos de nuestra Santa Madre, Juan y Teresa Jornet Guardia que llevaban unos ramos de rosas, hizo entrega de una reliquia de la Santa Madre que se guardará y venerará desde este día en el Monasterio.

La previsión era que, una vez cantado el himno a la Virgen de Montserrat, el Virolai, con el que finalizaría la Eucaristía, dirigirnos todos hacia el camino de San Miguel donde está colocada la escultura de Santa Teresa Jornet para bendecirla, pero ante la insistencia de la lluvia que durante buena parte de la mañana no dejó de caer en la Montaña, se decidió trasladar al interior de la Basílica los actos previstos de bendición e inauguración del conjunto escultórico.

Se inició con la intervención de la Alcaldesa de Aitona, Rosa Pujol Esteve, que puso de manifiesto la gran satisfacción y santo orgullo de todos los aitonenses por tener a Santa Teresa Jornet colocada en este Monasterio, corazón de Cataluña.

Seguidamente intervino la Rvda. Madre Provincial, Sor Milagros Peláez, que se expresó diciendo:

Hoy es un día grande y dichoso que quedará registrado en la historia de la Congregación de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados, con motivo de la bendición de la escultura de Santa Teresa de Jesús Jornet Ibars, en este lugar entrañable.

Nuestra Santa Madre, Teresa Jornet, amaba entrañablemente esta tierra, que era la suya, y en su sangre vibraba el amor a su Patrona, sus tradiciones, su cultura y su lengua. Por eso, colocar su escultura en este lugar, por donde pasan y peregrinan gentes de todo el mundo, es una gracia especial que Dios concede a la Congregación en este año que celebramos el 175 aniversario de su nacimiento, y no dudo será un motivo para seguir propagando su devoción y dar a conocer más la santidad de su vida.

Haciéndome voz de toda la Congregación, muy especialmente de nuestra M. Rvda. Madre General que hoy no ha podido acompañarnos, quiero agradecer a tantas personas que han hecho posible la realización de este deseado proyecto, su presencia, su apoyo y su colaboración.

Y una súplica a nuestra celestial Patrona, la Mare de Déu de Montserrat, para que ayude a sus hijas, las Hermanitas, en la imitación de la sencillez que distinguió a su Fundadora, en su espíritu de caridad y profunda piedad para vivir todas, por entero, entregadas al servicio de Dios.

Por último el Padre Abad Josep María Soler, antes de proceder a la oración de bendición, refiriéndose a la lluvia que ese día caía intermitente, dijo: “Teresa Jornet, una mujer humilde, sencilla, que no quería figurar, que en sus quehaceres sólo buscaba el bien de las almas, nos está haciendo ver que lo importante de este día no es ella, sino la Mare de Déu, la Madre de Dios, que es la que nos ha conducido hasta este Santuario para invocar su poderosa intercesión en favor de tantas necesidades que todos llevamos en el corazón". El P. Abad afianzó a continuación que la Iglesia al canonizar a Sta. Teresa Jornet nos la ha propuesto para imitar el ejemplo de su vida, de sus virtudes, y el mundo necesita hoy testigos y ejemplos de entrega, como el de Teresa Jornet, para que nuestra sociedad se afiancen los valores del evangelio, los valores del Reino de Dios, donde muchas personas puedan encontrar acogida, amor y el calor de un hogar.

El acto concluyó con la veneración de la reliquia de santa Teresa Jornet, que la Congregación había presentado en la ofrenda de la Misa, mientras la Coral Etosca, Hermanitas y todo el pueblo de Aitona cantaban el himno de la Santa.

Al salir de la Basílica, aprovechando que había dejado de llover, a pesar de que una espesa niebla rodeaba la montaña, muchos peregrinos que habían llegado a Montserrat para participar en la celebración, llegaron a la pequeña plaza en el camino de San Miguel del Monasterio donde se yergue la imagen de la Santa, elaborada en bronce, con rostro sereno acogiendo con una mano a una señora anciana y con la otra señalando el cielo como diciéndonos: “Todo a la mayor gloria de Dios y bien de nuestros Mayores”. El pedestal sobre el que descansa el grupo escultórico es de piedra extraída de una montaña de Montserrat en el que se ha incrustado una placa de bronce negro con letras en relieve doradas, y que ha costeado el Ayuntamiento de Aitona, con la inscripción: Santa Teresa Jornet Ibars – Fundadora de la Congregación de Hermanitas de los Ancianos Desamparados y Patrona de la Ancianidad

Las Hermanitas depositaron un ramo de flores a los pies del monumento y se cantó el himno en su honor.

                                                                                Noticia publicada en la diócesis de Lérida