Hermanitas de los Ancianos Desamparados

volver

Nueva presencia en Argentina

“Ante tantas peticiones y ruegos, aquí estamos para servir y amar”. Estas palabras pronunciadas por nuestra Madre general, Sor María Purificación, explican la razón de la celebración, que el día 12 de diciembre hemos vivido, en la acogedora y bella ciudad de Santa Rosa de La Pampa (Argentina).

Sí, este día, en que celebramos la fiesta de Ntra. Sra. de Guadalupe, Emperatriz de América, se han visto colmados los sueños de tantas personas que, desde hace mucho tiempo, venían solicitando a la Congregación, una fundación en Santa Rosa, capital de La Pampa.

Este acontecimiento reunió en la Catedral de Santa Rosa 22 hermanitas de las 5 comunidades de la Argentina, con nuestra Madre general, Sor Mª Purificación de Santa Elena Castro y Rvda. Madre Secretaria general, Sor Carmen de San Francisco Javier Atán, venidas de España para este evento. A las 19:30 horas daba comienzo la Eucaristía presidida por Mons. Raúl Martín, Obispo de la diócesis acompañado de 12 sacerdotes y 5 acólitos, representantes de autoridades civiles y gran número de personas que desearon, oraron, solicitaron y colaboraron para que este sueño pudiera realizarse. Merecen especial mención, María Griselda Furch y José Ledesma grandes “promotores e impulsores” de esta iniciativa. La Sra. Stella Marys García que tan generosamente puso a disposición de la Congregación el terreno de su propiedad para la construcción del proyectado Hogar además de otros donantes. Señor Héctor Esteban Heffner y señora Inés Sack de Heffner, que donaron su casa, para iniciar esta andadura, mientras se gestiona el nuevo Hogar. También nos acompañaron religiosas de las distintas comunidades de la población.

En su homilía Mons. Raúl dijo, haciendo alusión a la liturgia del día, Ntra. Sra. de Guadalupe: “ la Virgen pedía a Juan Diego le construyera una casa en el cerro del Tepeyac; hoy estamos aquí también inaugurando el inicio de un nuevo Hogar, un asilo para nuestros mayores; agradezco por ello a Dios la presencia de estas Hermanas en nuestra Diócesis. En la retina de María de Guadalupe está grabada la figura de aquel Obispo, Fray Juan de Zumárraga, y la figura de Juan Diego mostrándole las flores de aquella Tilma donde quedó luego grabada su imagen. ¿Cómo quedaría hoy esa retina de María, al mirarnos a todos nosotros, sus hijos, aquí reunidos en su templo…?” El Sr. Obispo reconoció que esta fundación es “un fruto del Año de la Misericordia para nuestra tierra”.

A terminar la Eucaristía, las hermanitas fundadoras, colocaron un ramo de flores a los pies de Ntra. Sra. de La Pampa; nuestra Madre general con la Rvda. M. Secretaria general colocaron otro a los pies de la imagen de Sta. Rosa de Lima. A continuación nuestra Madre general dirigió unas palabras, agradeciendo la presencia de las autoridades eclesiásticas y representantes de la sociedad civil, y a todos los presentes, y puso bajo la protección de la Santísima Virgen de Guadalupe a las hermanitas y ancianos de este nuevo Hogar que llevará el nombre de “Sagrada Familia”.

Como colofón de este bello, fraterno e histórico día fuimos obsequiadas, en un salón de las Salesianas, con bailes típicos, discursos de bienvenida y gratitud por parte de sacerdotes, laicos y de los mencionados promotores de esta obra, -María Griselda y José- haciendo entrega a las hermanitas fundadoras de una hermosa imagen de Ntra. Sra. de La Pampa, para terminar con un rico aperitivo.

Agradecemos el interés y confianza que han depositado en la Congregación al llamarnos para ejercer nuestra misión de acoger y “cuidar con interés y esmero, corporal y espiritualmente” -en palabras de santa Teresa Jornet- a aquellos hermanos Mayores que llamen a las puertas de la Casa-Hogar “Sagrada Familia” en Santa Rosa.

“Ante tantas peticiones y ruegos, aquí estamos para servir y amar”. Estas palabras pronunciadas por nuestra Madre general, Sor María Purificación, explican la razón de la celebración, que el día 12 de diciembre hemos vivido, en la acogedora y bella ciudad de Santa Rosa de La Pampa (Argentina).

Sí, este día, en que celebramos la fiesta de Ntra. Sra. de Guadalupe, Emperatriz de América, se han visto colmados los sueños de tantas personas que, desde hace mucho tiempo, venían solicitando a la Congregación, una fundación en Santa Rosa, capital de La Pampa.

Este acontecimiento reunió en la Catedral de Santa Rosa 22 hermanitas de las 5 comunidades de la Argentina, con nuestra Madre general, Sor Mª Purificación de Santa Elena Castro y Rvda. Madre Secretaria general, Sor Carmen de San Francisco Javier Atán, venidas de España para este evento. A las 19:30 horas daba comienzo la Eucaristía presidida por Mons. Raúl Martín, Obispo de la diócesis acompañado de 12 sacerdotes y 5 acólitos, representantes de autoridades civiles y gran número de personas que desearon, oraron, solicitaron y colaboraron para que este sueño pudiera realizarse. Merecen especial mención, María Griselda Furch y José Ledesma grandes “promotores e impulsores” de esta iniciativa. La Sra. Stella Marys García que tan generosamente puso a disposición de la Congregación el terreno de su propiedad para la construcción del proyectado Hogar además de otros donantes. Señor Héctor Esteban Heffner y señora Inés Sack de Heffner, que donaron su casa, para iniciar esta andadura, mientras se gestiona el nuevo Hogar. También nos acompañaron religiosas de las distintas comunidades de la población.

En su homilía Mons. Raúl dijo, haciendo alusión a la liturgia del día, Ntra. Sra. de Guadalupe: “ la Virgen pedía a Juan Diego le construyera una casa en el cerro del Tepeyac; hoy estamos aquí también inaugurando el inicio de un nuevo Hogar, un asilo para nuestros mayores; agradezco por ello a Dios la presencia de estas Hermanas en nuestra Diócesis. En la retina de María de Guadalupe está grabada la figura de aquel Obispo, Fray Juan de Zumárraga, y la figura de Juan Diego mostrándole las flores de aquella Tilma donde quedó luego grabada su imagen. ¿Cómo quedaría hoy esa retina de María, al mirarnos a todos nosotros, sus hijos, aquí reunidos en su templo…?” El Sr. Obispo reconoció que esta fundación es “un fruto del Año de la Misericordia para nuestra tierra”.

A terminar la Eucaristía, las hermanitas fundadoras, colocaron un ramo de flores a los pies de Ntra. Sra. de La Pampa; nuestra Madre general con la Rvda. M. Secretaria general colocaron otro a los pies de la imagen de Sta. Rosa de Lima. A continuación nuestra Madre general dirigió unas palabras, agradeciendo la presencia de las autoridades eclesiásticas y representantes de la sociedad civil, y a todos los presentes, y puso bajo la protección de la Santísima Virgen de Guadalupe a las hermanitas y ancianos de este nuevo Hogar que llevará el nombre de “Sagrada Familia”.

Como colofón de este bello, fraterno e histórico día fuimos obsequiadas, en un salón de las Salesianas, con bailes típicos, discursos de bienvenida y gratitud por parte de sacerdotes, laicos y de los mencionados promotores de esta obra, -María Griselda y José- haciendo entrega a las hermanitas fundadoras de una hermosa imagen de Ntra. Sra. de La Pampa, para terminar con un rico aperitivo.

Agradecemos el interés y confianza que han depositado en la Congregación al llamarnos para ejercer nuestra misión de acoger y “cuidar con interés y esmero, corporal y espiritualmente” -en palabras de santa Teresa Jornet- a aquellos hermanos Mayores que llamen a las puertas de la Casa-Hogar “Sagrada Familia” en Santa Rosa.